October 29, 2009

La historia de las Calabazas de Halloween


Jack o Lantern made in 2006
Jack o Lantern made in 2006 (Photo credit: Wikipedia)
Por toda Irlanda y Gran Bretaña existe la antigua tradición de tallar faroles a partir de vegetales, particularmente de ciertas variedades de nabos y remolachas. Pero no fue sino hasta 1837 que el término jack-o'-lantern se aplicó a los faroles hechos con vegetales, comenzando éstos a asociarse específicamente a Halloween a partir de 1866. Aún así, esta conexión entre el jack-o'-lantern y Halloween no se originó en Irlanda o Gran Bretaña, sino en Norteamérica. El historiador David J. Skal escribió,
Aunque todo registro moderno sobre la festividad reivindica los faroles tallados en vegetales como un componente tradicional de las celebraciones de Halloween en las Islas Británicas, no se dispone de fuentes primarias que lo avalen. De hecho, ninguno de los mayores registros del siglo XIX de las festividades y tradiciones populares británicas hacen mención alguna de faroles tallados en conexión con Halloween; ni tampoco lo hace ninguna documentación estándar de principios del siglo XX.
Existe un viejo cuento popular irlandés que habla de Jack el Tacaño, un perezoso pero astuto granjero que usó una cruz para atrapar al Diablo. Una de las versiones cuenta que Jack engañó al Diablo haciéndole subir a un manzano, y luego puso rápidamente cruces alrededor o talló una cruz en el tronco, para que el Diablo no pudiera bajar.
Otra versión del mito dice que Jack estaba siendo perseguido por algunos aldeanos a quienes había robado cuando se encontró con el Diablo, quién le dijo que había llegado el momento de su muerte. Sin embargo, el ladrón retrasó su suerte tentando al Diablo a castigar a los aldeanos que lo perseguían alegando que eran fieles a Dios. Jack le dijo al Diablo (quien podía adoptar cualquier forma) que se convirtiera en una moneda con la cual pagaría por los bienes robados; luego, cuando la moneda/Diablo desapareciera misteriosamente, los aldeanos pelearían entre sí para averiguar quién se la ha robado. El Diablo accedió a la propuesta: se convirtió en una moneda de plata y saltó al saco que Jack llevaba, solo para encontrarse junto a una cruz que el ladrón había también robado en la aldea. Jack cerró bien el bolso y la cruz privó al Diablo de sus poderes; y así lo atrapó. En ambos mitos, Jack solo deja ir al Diablo cuando éste accede a jamás llevarse su alma. Luego de un tiempo Jack muere, como cualquier otro ser viviente. Por supuesto, su vida había sido demasiado pecaminosa como para poder entrar al Cielo; no obstante, el Diablo había prometido no llevarse su alma, y así quedó también fuera del infierno. Ahora Jack no tenía adonde ir. Se preguntó cómo podría ver a donde iba, ya que no tenía luz alguna, y el Diablo le arrojó, a modo de burla, una brasa que nunca dejaría de arder con el fuego del infierno. Jack ahuecó uno de sus nabos (su comida favorita), puso la brasa en su interior y comenzó a vagar eternamente y sin rumbo por todo el mundo para encontrar un lugar donde finalmente descansar. Entonces pasó a ser conocido como Jack of the Lantern ("Jack el del farol"), o Jack-o'-Lantern.
La leyenda tiene varias versiones:
Algunas incluyen un "hombre sabio y bueno", o incluso a Dios mismo ayudando a Jack a prevalecer sobre el Diablo.
Hay varias versiones del acuerdo entre Jack y el Diablo. Algunas dicen que el trato era solo temporal pero el Diablo, avergonzado y vengativo, niega la entrada de Jack al infierno luego de que este muere.
Jack es considerado un hombre codicioso y es rechazado tanto en el Cielo como en el infierno, mientras que al Diablo no se lo menciona siquiera.
En otras versiones, Dios le da a Jack el nabo.
Una variante afroamericana sostiene que Jack, llamado Gran Dieciséis, consigue matar al Diablo, siendo posteriormente rechazado en el infierno por la viuda del mismo.
Más allá de lo pintoresco de estas leyendas, el término jack-o'-lantern se refirió originalmente a un vigilante nocturno, u hombre con farol, siendo conocido su uso a partir de mediados del siglo XVIII; y más tarde se aplicó al fenómeno de los fuegos fatuos (will-o'-the-wisp en inglés). En Labrador y Terranova, tanto los nombres "Jacky Lantern" y "Jack the Lantern" se refieren a los fuegos fatuos en vez de a la calabaza tallada.


Enhanced by Zemanta

No comments: